Entradas

Mostrando entradas de 2019

Cambio de piel

Imagen
Cambio de piel (para celebrar mi sesenta aniversario)

Las pérdidas generan dolor, las ganancias alegrías, y todo esto es la vida. Rayda Guzmán

Acostumbro a hacer un escrito celebratorio por mi cumpleaños, casi todos mis amigos lo saben, lo hago como quien hace un parte, una especie de estado de la cuestión.
Me levanto y, en mi cama con mi café, me doy cita con algunos pensamientos así celebro de manera íntima mi cumpleaños que luego se convierte en una fiesta virtual que, a través de la palabra, pretende convocar a todos aquellos que están lejos o cerca.
Hoy celebro mis primeros sesenta años. Durante años lo imaginé totalmente diferente a lo que soy hoy, los futuros son frágiles y los presentes sorprendentes. A los ojos de un pasado podría criticarlo: el pasado profesional, el pasado social, el pasado familiar, el pasado nacional no se parecen, en lo absoluto, a este presente. Parecería que todo aquello por lo que trabajé no se hubiera cristalizado sino al revés, se hubiera esfumado.
H…

La palabra y el esfuerzo.

Imagen
En el principio creó Dios los cielos y la tierra.  Y la tierra estaba sin orden y vacía,  y las tinieblas cubrían la superficie del abismo,  y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas.  Entonces dijo Dios… Génesis, 1,1
En este mundo de la comunicación, no hay nada más desvirtuado que la comunicación. Me sumaré a todas aquellas voces que señalan últimamente los riesgos y peligros sobre la vacuidad y la ineficacia de las palabras. Estamos tan comunicados que nos aburre comunicarnos porque estamos saturados de palabras.
Los medios de comunicación virtual como la mensajería instantánea y las redes sociales nos obligan cada día a leer, contestar y reaccionar de manera tan inmediata que somos capaces de sostener diversos diálogos cada vez que leemos un post o recibimos un mensaje. El asunto se complica cuando, por carecer de filtros eficaces para detectar el error, elaboramos respuestas precipitadas e incoherentes.
Haciendo el viaje matutino por las redes veo con estupor có…